que es el sangrado

¿Qué es el sangrado y por qué es importante al imprimir?

Aprende sobre el qué es el sangrado y las mejores prácticas de uso para imprimir documentos en una copistería online barata. ¡Sigue leyendo para saber más!

¿Qué es el sangrado en la impresión?

En el mundo de la impresión, el sangrado es un concepto muy importante que implica los bordes del papel, la impresión en sí y el corte.

Podemos definir el sangrado como el área que se extiende fuera del tamaño regular de un documento. Esto permite que los fondos de colores o imágenes lleguen al borde de la página, para luego cortarlos sin que queden espacios en blanco.

Las impresoras toman el papel por los bordes para alimentarse, por tanto, ninguna impresora es capaz de imprimir hasta los bordes de las hojas, cartulinas o cualquier otro material. Siempre quedará un borde blanco alrededor de cada página.

Además, el papel y otros materiales a veces se imprimen en alta velocidad, lo que puede causar que no estén perfectamente alineados, aunque se esté usando un servicio profesional.

Si no respetas los márgenes o el sangrado y colocas palabras, logos o imágenes muy cerca del borde, al final de la impresión este probablemente se vea cortado. Entender el funcionamiento de los márgenes de sangría te ayuda a prevenir estos problemas.

Hay varias formas de lidiar con el sangrado antes de imprimir. Lo básico es simplemente dejar un margen apropiado alrededor de los bordes de lo que vas a imprimir, para dejar un margen de error para impresión y cortes.

Pero muchas veces se quiere imprimir hasta el borde del papel, en ese caso deberás dejar unos 0.3 cm de sangrado. Así se deja un espacio para el corte y que no se pierdan partes del contenido.

Aunque lo ideal serían 0.5 cm de espacio entre el diseño que quieres que se vea y el borde que quieres cortar.

Básicamente, lo que se hace si quieres imprimir hasta el borde del documento es dejar el mínimo sangrado posible y simplemente cortar el papel ya impreso.

¿Cómo el sangrado afecta el resultado final de la impresión?

El sangrado es crucial para obtener un resultado final profesional, ya que se evita que quede un borde discontinuo en el diseño. Ese efecto de continuidad mejora la estética del diseño. Asimismo, ayuda a mantener la calidad de la impresión al evitar que queden bordes irregulares al cortar.

Al extender el diseño hasta los bordes también permite conseguir mayor precisión en el corte, ya que las guillotinas no siempre tienen una exactitud milimétrica. Gracias al sangrado se pueden absorber esas imprecisiones y así se garantiza que no haya cortes en el diseño final.

Un diseño que llega hasta el borde del papel se ve más limpio, moderno y profesional que uno con márgenes blancos.

Ajustar el sangrado hasta el borde

Para evitar que el documento impreso tenga líneas blancas antiestéticas en el borde debes configurar bien el sangrado del documento. Este debe ser, como ya dijimos, de 3 mm adicionales de la imagen o color de fondo que se extiende más allá del área de recorte de la impresión.

Si estás haciendo un diseño, lo mejor es configurar la sangría desde el inicio, para que no tengas que hacer ajustes al final.

En ese sentido, también deberías manejar estos otros conceptos:

  • Línea de corte: son marcas de recorte que se imprimen en las esquinas de los documentos para indicar dónde recortar el papel, determinan el tamaño final del documento después del último corte.
  • Área/espacio de seguridad o margen interior: dentro del cual están todos los elementos importantes, como logo, numeración, que evita que sean recortados. Este debe ser de 0.5 cm dentro del borde de la línea de corte.
  • Borde: todos los bordes enmarcados deben estar a menos a 0.6 cm de la línea de corte y 0.9 cm de la línea de sangrado.

La impresión con sangrado completo solo se puede hacer si el proyecto se imprime en hojas más grandes, para que se puedan recortar hasta el tamaño deseado sin perder el diseño.

ejemplo sangrado
Fuente gráfica

¿Por qué es importante el sangrado en las impresiones?

La impresión hasta el borde es necesaria si vas a imprimir un afiche, foto o una tarjeta de visita, querrás imprimir hasta los bordes de la página. La impresión hasta el borde o sin bordes también se llama de sangrado completo.

El sangrado es una superposición del área impresa más allá del borde de una página impresa y asegura que no haya espacios en blanco alrededor de los bordes.

En la práctica se pueden cometer muchos errores, de hecho, configurar el sangrado mal es uno de los errores más comunes cuando enviamos documentos a imprimir.

En general, el sangrado permite que el resultado final de tu diseño se vea más profesional.

Para resumir, el sangrado se ubica más allá del tamaño final del diseño y su función es eliminar los bordes blancos al cortar. La extensión en el diseño afecta a los fondos, las imágenes y colores que van hasta el borde. De esta manera se elimina el efecto de corte entre los elementos del diseño.

¿Cómo ajustar el sangrado en los software de diseño?

El concepto de aplicar el sangrado es el mismo para casi todos los programas de ordenador. Necesitas extender el objeto, bien sea un color o una imagen. A continuación, te explicamos cómo hacerlo en los programas de diseño más populares.

Instrucciones para Adobe InDesign

Si trabajas con InDesign, el proceso es bastante sencillo. Puedes configurar el sangrado al abrir el documento nuevo. A través de los siguientes pasos:

  1. Abre el documento y selecciona Archivo > Ajustes de documento.
  2. Ve a la sección Márgenes y sangrado, e introduce el valor de sangrado deseado en los campos Superior, Inferior, Izquierdo y Derecho.
  3. Haz clic en Aceptar para guardar los cambios.

Guía para Adobe Photoshop

En Photoshop es un poco más complicado, podrás añadir los 0.3 mm al documento final, sumando al tamaño deseado de la página, porque no ofrece la opción de colocar sangrado. El borde de tu página será donde necesites extender las imágenes y gráficos, puedes usar reglas para tener guías para los márgenes de recorte y seguridad. Para agregar el sangrado debes hacer lo siguiente:

  1. Abre el documento y selecciona en el menú Imagen > Tamaño del lienzo.
  2. En la sección Lienzo, activa la casilla Anchura relativa y Altura relativa.
  3. Amplía el ancho y el alto del lienzo en 6 mm cada uno, serían 3 mm de cada lado.
  4. Haz clic en Aceptar para aplicar los cambios.
  5. Cuando regreses al documento verás el margen blanco en el diseño. Lo siguiente será rellenar ese espacio con el color que corresponda para extender el diseño hasta el borde.
  6. Por último, activa las líneas de corte antes de imprimir el diseño.

Pasos en Adobe Illustrator

En este programa también es sencillo añadir el sangrado.

  1. Abre el documento y selecciona Archivo > Ajustes de documento.
  2. En la sección Sangrado, introduce el valor de sangrado que deseas en los campos Superior, Inferior, Izquierdo y Derecho.
  3. Haz clic en Aceptar para guardar los cambios.

Configuración de sangrado en otros software

  • Word, PowerPoint: no tienes opción para imprimir con sangrado completo. Lo que debes hacer es configurar el tamaño de la hoja que quieres sumándole los 0.3 cm.
  • Canva: debes arrastrar el fondo del diseño o la imagen más allá del borde.

En general, es importante que imprimas en un papel más grande del tamaño que necesitas que sea el documento final. Esto lo debes saber para preparar imágenes para imprimir.

Simplemente, configurar el sangrado en tu documento no es suficiente, para que este se imprima bien, necesitas hacer cambios en el archivo.

Debes extender el diseño más allá de la línea de recorte, hasta la guía de sangrado. Y, antes de enviarlo a imprimir, tienes que asegurarte de indicar que quieres sangrado completo alineado con las guías de sangrado fuera del recorte.

Si vas a exportar a PDF debes asegurarte de que la configuración esté correcta al hacer el cambio.

Márgenes y seguridad: conceptos clave

También es importante entender los conceptos de márgenes y zona de seguridad para saber en qué se diferencian del sangrado.

El margen es el espacio que queda entre el borde del diseño y el borde del papel. Esta área no se imprime y, por lo general, se usan para colocar información como números de página o pie de página. Dependiendo del producto y de la estética que se busca se establece el margen correcto. Lo ideal es que consultes con la copistería para conocer cuáles son sus requisitos.

Por otra parte, la zona de seguridad es el área dentro del margen que se mantiene libre de elementos importantes como texto, imágenes o logos. Esto se hace para evitar que se corten durante el proceso de impresión.

Ya te habrás dado cuenta de que es fundamental configurar el sangrado y margen de los documentos para conseguir la impresión tal como la deseas. Si te resulta muy complicado, con ensayo y error podrás aprender.

Saber qué es el sangrado y por qué es importante al imprimir será clave si quieres que tus diseños se vean bien al enviarlo a una copistería. Recuerda que puedes contactarnos si tienes alguna consulta sobre nuestros servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba