Cómo proteger las fotografías impresas

¿Cómo proteger las fotografías impresas?

Las fotografías conservan grandes recuerdos, pero el material es frágil y se deteriora si no se conservan de forma adecuada. En MH Copy te decimos cómo proteger las fotografías impresas para que duren mucho tiempo.

¿Qué daña las fotos impresas?

El material fotográfico es delicado, por tanto, hay que darle el tratamiento adecuado para que no se deterioren. Si llegan a dañarse se pueden aplicar tratamientos de conservación, pero estos resultan costosos.

Por tanto, lo primordial es entender qué las daña y evitar exponerlas a factores de riesgo. Las condiciones de almacenamiento y la manera como se manipulan son dos de los problemas principales de las fotografías.

No es recomendable apilar las fotografías ni guardarlas sueltas en un estante. Tampoco se pueden usar separadores de colores porque estos pueden perder pigmentos y manchar las imágenes.

Al guardarlas en sobres con pegamento, hay que evitar que este entre en contacto con las fotografías.

También influyen factores ambientales, como la luz y la humedad; así como la presencia de residuos químicos.

Los rayos ultravioleta son dañinos, ya que descomponen los pigmentos, lo que provoca que se decoloren. Por ello hay que aprender cómo proteger las fotos del sol y saber manejar la intensidad de la luz artificial en el lugar donde se exponen.

Respecto a la humedad, es el elemento más dañino de las fotografías; tanto si es alto como si es baja o si hay fluctuaciones continuas. Los problemas de humedad afectan el material al provocar cambios químicos y mecánicos.

La contaminación atmosférica, como la exposición a gases y cenizas en el lugar de almacenamiento, también provoca daños. De igual manera, el polvo, la suciedad, insectos y roedores son un peligro para las fotografías.

Si vas a imprimir fotos y quieres que duren muchos años, mantenlas alejadas de estos elementos.

cómo manipular las fotos

¿Cómo proteger las fotografías impresas?

Si controlas el ambiente en el que guardas tus fotos podrás disfrutarlas por más tiempo y rememorar esos momentos cada vez que quieras. Sin embargo, si no las tienes en un lugar adecuado, el material terminará por dañarse.

Sigue estos tips para cuidar fotos para que se conserven mucho mejor.

Protégete las manos al manipularlas

En las manos puedes acumular suciedad y la misma grasa de la piel; por lo que al tocar las fotos se mancharán y quedarán las huellas. Para evitar que esto ocurra usa guantes de algodón para manipularlas, por ejemplo cuando las estés organizando.

No las apiles y evita que se rocen entre sí

Evita apilar las fotografías unas contra otras para almacenarlas. En lugar de eso escoge otro método, como guardarlas en álbumes, fundas, sobres o cajas que sean libres de ácidos y sean seguros para fotos.

Al guardarlas utiliza separadores; el papel de seda sin ácido es una buena alternativa para hacerlos, pero asegúrate que no sean de colores porque estos pueden perder sus pigmentos y pasarlos a las fotos.

Controla la humedad y la temperatura

Ya sabes que la humedad es uno de los enemigos principales del material fotográfico. De manera que al elegir donde guardar fotos impresas, busca también la manera de controlar la humedad del lugar.

Selecciona un lugar donde puedas controlar tanto la temperatura como la humedad. La humedad relativa ideal es entre 30 y 50 %.

En cuanto a la temperatura, se ha comprobado que el almacenamiento en frío favorece la conservación de las imágenes. Por ejemplo, mantenerlas en una habitación a 18 °C y con humedad relativa baja.

Estos sistemas, sin embargo, son costosos, pero puede buscar alternativas para su colección personal. En cualquier caso, evite fluctuaciones constantes de temperatura mayores a dos grados.

Exhibe las fotos lejos de la luz solar

Quizá te parezca una buena idea colocar tus fotos cerca de una ventana para que se vean mejor con la luz natural. No obstante, el contacto con los rayos ultravioleta hará que se deterioren con rapidez.

En lugar de eso, colócalas en una habitación o espacio donde no les llegue la luz solar o, al menos, que el contacto sea mínimo. Es mejor usar una luz artificial baja para evitar que afecte los pigmentos de la imagen.

Elige material de calidad

Es importante que el material donde imprimas tus fotos sea de calidad. Al elegir el papel para imprimir, asegúrate que sea el apropiado para fotografías. Si no estás seguro, consulta con los especialistas en el lugar al que acudas. 

Las tintas que utilicen también afectarán la calidad y la duración de las fotos.

Guarda tus fotos en álbumes

Esta alternativa es la más apropiada para las colecciones familiares, ya que un álbum hecho del material adecuado protege bien las fotos. Evita los álbumes de vinilo y los magnéticos porque pueden ser dañinos para la foto.

Si tienes que utilizar algún tipo de pegamento, este debe ser sin ácido.

¿Cómo evitar que las fotos se decoloren?

Uno de los problemas más comunes es la decoloración de las fotos, lo cual puede ocurrir por distintas razones. Por ejemplo, que el material utilizado para la impresión no sea de calidad o que se exponga la foto a la luz del sol.

Entre las medidas que puedes tomar para proteger las fotografías y evitar que esto pase te podemos mencionar:

  • No exponer las fotos a la luz directa del sol.
  • Si las colocas en portarretratos, utiliza un cristal con protección UV.
  • De ser posible rota las imágenes, no exhibas siempre las mismas.
  • Si vas a guardar fotos en los portarretratos usa un paño negro para cubrirlos.
  • Mantén la intensidad de la luz baja en la habitación donde exhibas las fotos.

¿Dónde guardar las fotos impresas?

Las puedes guardar en cajas de almacenaje. Aunque puedes hacer las tuyas con cajas de cartón forradas con tela es mejor invertir en contenedores de archivo o cajas de polipropileno. Estas son más seguras y protegerán mejor de factores externos como insectos o el polvo.

No guardes tus fotos cerca de rejillas de ventilación, en lugares donde haya pintura o en el garaje donde pueden estar expuestas a los gases de los coches.

Si las vas a tener a la vista, elige cajas que combinen con la decoración de la casa.

También puedes darle varios niveles de protección a las fotos. Por ejemplo, guardarlas en sobres, luego en carpetas y, por último, en cajas. Hacer esto te ayudará con la organización y clasificación de las imágenes.

Sigue estos consejos si quieres saber cómo proteger las fotografías impresas. ¿Tienes algún otro consejo para conservar las imágenes?

1 comentario en “¿Cómo proteger las fotografías impresas?”

  1. Pingback: Tipos de plastificados para documentos impresos | MH Copy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba